Consejos para un mejor rendimiento en una carrera trail



Implica no solo hacer ajustes en la ropa y accesorios que llevamos, sino, es necesario también poner especial atención en la alimentación e hidratación que requerimos antes, durante y después de la prueba.


Correr distancias largas, desde un maratón hasta un 100k, causa un daño muscular extensivo, dolor y debilidad, debido a que el ejercicio continuo (incluso por días, hablando de ultramaratones) agota el glucógeno muscular y las proteínas que forman el tejido para ser utilizadas como combustible. Los corredores deben poner especial atención para cubrir sus requerimientos diarios de energía y líquidos para rendir en una prueba.


Los siguientes son cuatro puntos esenciales que debes considerar al correr trail y así mantener tu rendimiento al máximo:


Proteína. Pon especial atención en consumir proteína después de cada entrenamiento o carrera en la montaña, ya que el esfuerzo físico, sobre todo a la hora de bajar cuestas, es bastante intenso y puede hacerte daño.


Hermetismo. En algunas pruebas será esencial cruzar ríos, por lo que tus botellas de agua, así como bolsas de alimentos, deben estar bien cerradas para que no se contaminen.


Energía. Los geles y barras son bastante útiles para las carreras en la montaña, aunque lo más recomendable es incluir alimentos con alto aporte energético que no se descompongan con el calor y que tengan sabor agradable. Algunas sugerencias pueden ser: barras de granola, frutas secas, dulces de amaranto con miel, chocolates tipo galleta, rollitos de sàndwich de cajeta o nutella, etc.


Hidratación. Cuando hagas entrenamientos o carreras de más de una hora de duración en la montaña, se recomiendan las bebidas isotópicas ya que tienen la misma concentración de solitos (electrolitos y azúcar) que el agua de nuestro cuerpo y por ello se absorben más rápido. Recuerda llevarlos contigo ya que aportan entre el 6 y 8% de energía de manera inmediata.