¿Debo comer después de entrenar?


Un buen entrenamiento no termina cuando damos por finalizada nuestra rutina. Para alcanzar nuestro máximo potencial debemos hacer una serie de cosas para tener una correcta recuperación sin poner en riesgo nuestra salud.


Estirar, hidratarnos, cambiarnos de ropa, son las cosas más básicas que hacemos, pero a veces dejamos de lado la importancia de ayudar a nuestro cuerpo a recuperarse ingiriendo la energía necesaria para regenerar nuestras fibras musculares, y equilibrar de nuevo nuestros niveles de energía.


Recuerda que nuestros depósitos de glucógeno y la disposición de aminoácidos en la sangre te ayudarán a tener una mejor recuperación. Esto podrás lograrlo si planificas correctamente la ingesta calórica y el tipo de alimentos post-entrenamiento.

Ten en mente que después de entrenar tu cuerpo sigue caliente y tus músculos utilizan de manera más efectiva los nutrientes, a que si decides esperar al día siguiente para volver a comer.


Te damos los siguientes puntos para una correcta recuperación:

1. Hidrátate con agua o bebida electrolítica.

2. Repone tu reserva de glucógeno consumiendo carhohidratos.

3. Repara tus músculos con proteína.

4. Consume batidos o malteadas que te facilitan el consumo de carbohidratos y proteína, sobretodo cuando no tengas hambre inmediatamente después de hacer ejercicio.


¿Lo sabías?